La panadería de mi Nono

De Cocina Viajera! www.cocinaviajera.com

Mi Nono Serafín, al que no conocí (bueno a ninguno de mis dos abuelos conocí) era panadero. Aprendió el oficio de adolescente en Torino y como tantos inmigrantes italianos llegó a Buenos Aires. En su caso detrás de la familia. Un hermano también panadero fue el primero en venir y de a poco fue trayendo a los demás.

Y así, a fuerza de trabajo y mucho amasado logró tener su panadería: La Mignon.

De chica siempre escuchaba hablar de la panadería pero, que yo recuerde, nunca había ido!
Hablaban que el panettone era muy bueno, que la Nona siempre estaba en la caja, que el servicio de lunch del casamiento de mis viejos había sido de ahí, que el pastelero hizo la torta de bodas y luego falleció al poco tiempo :( y por ahí andaban dando vueltas algunas copas perdidas muy bonitas que antiguamente se usaban para los lunchs de la Mignon.

Y todo lo oía pero no le prestaba mucha atención. Será porque cuando uno es chico todas estas cosas suenan a "cosas de viejo" pero, con el tiempo, uno también se pone viejo y empiezan a interesarte. Y, en mi último viaje a Buenos Aires, fui con una idea fija: ir a la panadería!
Cómo podía ser que no la conociera!!!?? Y le dije a mi mamá que me llevara un día.

Así lo hicimos. Una tarde nos tomamos el 63 y en una larrrrrgaaaa hora (con siesta incluida) llegamos al barrio de Floresta, a la Avenida Rivadavia y la calle Baradero y allí estaba!
Me dio mucha emoción estar adentro (y escribo ahora y de vuelta se me ponen vidriosos los ojos), no sé porqué pero así fue. Supongo que la historia está ahí y el espíritu de un abuelo al que nunca conocí debe haber quedado por algún rincón.

Aquí se ve parte de la vidriera, la puerta de la cuadra y la otra puerta llevaba a la casa donde vivió mi mamá con su familia muchos años mientras tenían la panadería. Realmente no lo sabía! Y me pareció re interesante ver todo aquello. Y enseguida mi mamá me contó, con tono cómplice y divertido, que en la casa de la esquina vivía un chico de su edad que cada vez que ella pasaba para ir a sus clases de piano el chico le decía: "Adiós bomboncito de la Mignon". JA!

Lamentablemente la nueva dueña no estaba (hubo muchos dueños después de mi Nono) y las empleadas no nos pudieron dejar pasar a la cuadra y a la cocina. Pero al menos pude sacar fotos de miles de detalles.

Y mi mamá me iba explicando lo que había cambiado, lo que estaba igual ... como los vitraux y el reloj, aún en hora y funcionando!
Menos mal que los dejaron porque es lo más lindo que tiene!

El reloj más de cerca

Me enamoré de la caramelera!

Ahí se puede ver un poquitín de la cocina

Mientras tanto pensaba qué irónico que es todo .. mi abuelo no le enseñó a sus hijos a amasar!
Ni mi Nona sabía! (bueno ... ella estaba en el lugar estratégico ... la caja!)
El dicho no podría ser más acertado ... "En casa de herrero ..cuchillo de palo".
Y a mí sí me gustan las masas y hacer cosas ... el pan no es mi fuerte y sucumbí a una hermosa máquina para hacer pan marca Atma, generoso regalo de mi suegra!
En realidad me gusta amasar pero me cansa bastante los brazos. Y para qué lo tengo al Churu sino?

Después de charlar un rato y para no irnos con las manos vacías mi mamá compró una docena de facturas. Alguien sabe por qué tienen ese nombre???

Mientras elegía fue inevitable no comparar .. y sí ... en la época del Nono la Mignon era otra cosa!
Pero las facturas estaban ricas ... otras cosas debo decir que podrían estar mejores.
De todos modos me encantó retratar cada una de estos personajes de cualquier panadería porteña.

La infaltable pastafrola, que como ya dije antes .. me quedo con la mía :)

La pobre tenía un enrejado un poco grueso para mi gusto.

La milhojas! cómo me gusta!!! Lo mejor de esta torta es que es rendidora por lo empalagosa que es! y en general nunca falla.

Masitas de orégano.

Umm cómo se llaman estos?

Pepas!!!!
Hace poco, gracias a una seguidora, me enteré que en Uruguay les dicen "ojitos"... qué tierno!

Polvorones?? Me confirman por favor?

Los libritosssssssssssssssssssssssss ... exquisitos con el mate!

Alfajorcitos con dulce de leche y con azúcar impalpable.

Bastoncitos con azúcar.

Vigilantes! Una de mis preferidas ... obvio que con crema pastelera! NUNCA con membrillo!

Y más facturas con pastelera! Mis preferidas (de vez en cuando con dulce de leche también).

Como estas terribles media lunas rellenas de dulce.

Para los amantes queseros (no es mi caso) una torta de ricotta!

Y cuando nos íbamos nos despedimos de estos Palos de Jacob ... nunca los había visto y nunca los probé (aún) ... y el comentario final de mi mamá fue ... "La Mignon también era famosa por los palos de Jacob pero los de antes eran mejor". :)

Esta entrada va dedicada a mi Nono que nunca conocí.
Gracias má por viajar en el tiempo y los dulces conmigo!

0 comentarios: