Aprendiendo a hacer la Huerta

Agosto es el mes de preparar la tierra y que el ciclo se renueve.
En nuestro caso será empezar un ciclo aprendiendo a hacer una huerta.
















Empezamos un curso de Huerta Orgánica Biointensiva
en un lugar llamado CIESA

Orgánica porque no usa ningún tipo de químico
y Biointensiva porque la idea es usar menor espacio y tener el doble de producción que una huerta tradicional.



Este es el "salón de clase", en Golondrinas,
pegado a El Hoyo.
Son unos 40 min de bici desde casa, todos
los miércoles a las 9:30
(cuesta arrancar a la mañana pero vale
la pena).





En esta segunda clase vimos "almácigos".
La idea es ir haciendo plantines en cajones
de madera (los almácigos) para luego transplantarlos.
De ese modo uno se asegura una buena producción
con plantas sanas y fuertes.


Luego de sacar tierra del compost
(formada a partir de residuos orgánicos tirados hace meses).



Hay que sacarle las lombrices, bichos bolitas y demás especímenes
para que no se coman lo que vendrá.


Se pisa y empareja la tierra.












Después se le pone una malla encima y con una "bic" o el dedo meñique (según el tamaño de la semilla a plantar) se hacen los huequitos uno por uno.
La malla es para que las semillas queden equidistantes unas de otras.



Y "con paciencia zen" se ponen,
una por una,las semillas.















Luego se riega.











Y, muy importante,
se nombra lo sembrado con la fecha de siembra.



Según el cultivo algunos almácigos se
guardan en pequeños invernáculos
y otros, directamente, dentro de la casa
y cerca del calor para favorecer
el crecimiento.








Después recorrimos los invernáculos que ya están produciendo
y el Chururú exhibe un hermoso ramillete.



Dentro del invernáculo.
Llevamos distintas "verdes"
para una excelente ensalada.
Algunas bien exóticas y
hasta con cierto "picor".







Fernando Pía es el propulsor de este proyecto
y acá se lo ve regando
almácigos ya florecidos.

Hasta la próxima clase ...

5 comentarios:

Elena dijo...

Holis...que bueno lo de la huerta, debe ser un placer poder comer lo que uno siembra......Le cuento a todos mis amigos las cosas q estan haciendo y la verdad q es maravilloso!!!!! Beso!!!!

Daniela dijo...

Hola primita!!! Qué bueno lo de la huerta orgánica!!!... y muy lindas las fotos de la visita de tu amiga Laura...

Muchos besos para vos, el Churu y Rocco!!! :)
Dani

Bolsonweb Patagonia dijo...

Marian, queria felicitarte por tu blogspot, es realmente muy bueno y con muy buenos contenidos!!

Anónimo dijo...

Marian! Hacía bastante que no ilustraba tus relatos...la verdad me encantó todo lo que vi...se los ve tan conectados con la naturaleza y felices que da gusto. Las ballenas, un capítulo aparte... impresionantes, un espectáculo único.
Besitos!
Ale

Aruel dijo...

Dos grosos!! de perlas lo de la huerta! como siempre no paro de disfrutar cada vez que entro a vuestro blog! Les mando buenas ondas mis queridos amigos!