Ascenso al Hielo Azul - Abril 5 y 6 -

Esta vez el destino elegido fue el Cerro Hielo Azul
(2245 msnm)

De los cerros próximos a El Bolsón es el que tiene el glaciar más importante
y el que mayor extensión de nieve
permanente
puede observarse desde el pueblo.


La caminata comenzó a las 2:30 pm y el tiempo de marcha estimado
al refugio es de
4 a 6 hs

















FOTO: Últimos preparativos antes de emprender la marcha y dejar el vehículo a un lado.

Pablo cruzando una de las tantas
pasarelas que tiene el río Azul.


Integrantes de la expedión:
Diego, Natalia, Pablo, Churu y Marian (sacando la foto).




















Churu y Natalia cruzando el "mallín de palos", o sea,
un mini barrial con troncos arriba para no embarrarse los pies.




La sombra del Churu ...
detrás y al fondo a la derecha el Piltri.













Pablo in the forest.
Casi todo el recorrido, al comienzo, era una sucesión de subidas pronunciadas
"a todo pulmón".







Breve descanso para recuperar fuerzas y seguir.
No podíamos atrasarnos demasiado
ya que la luz se iba acabando
y faltaban un par de horas para llegar a destino.



Sombra de otoño.













Las caras comienzan a delatar cierto cansancio.















Y las chapitas indicadoras del sendero
(léase ex latas de tomate, atún, arvejas y demases
pintadas de color rojo y amarillo)
"dan ánimo" (literalmente).













Finalmente, y prácticamente a oscuras, llegamos al refugio.
Hora de llegada: 8:10 pm.
Tiempo total de marcha: 5 horas 40 minutos.



Churu se puso a cocinar unos ricos fideos con tuco (a esa altura comíamos cualquier cosa).
Pero antes celebramos el esfuerzo con una buena cerveza artesanal (hecha en el refugio).











Los comensales esperan la cena.







A LA MAÑANA SIGUIENTE ...


Pudimos observar el bosque de lengas que rodeaba al refugio
(construido a fines de los '50)
y el arroyo Teno que le provee el agua.





Vista del refugio (ubicado a 1300 msnm) y la nieve de fondo.












Anfiteatro de roca y nieve.
En la base lengas coloradas por el otoño.











Después de desayunar emprendimos la caminata al Hielo Azul (a una hora y media de subida).









Gran trepada Gran



Remontando el arroyo Teno
se pueden apreciar varias cascadas.










Luego de ardua subida llegamos a la frutilla del postre: el glaciar Hielo Azul
y la laguna turquesa a sus pies.




Detrás de las grietas del glaciar, el hielo toma un color azul profundo y misterioso, de ahí su nombre.
Nosotros no pudimos verlo ya que gran parte del glaciar estaba cubierto de tierra.




Pablo (el puntito rojo que se ve en la foto)
bajó lo más cerca que pudo a la laguna.


Cuando el viento nos echó del lugar y estábamos listos para regresar al refugio ...

la bota del Churu "empezó a hablar".








Sin embargo, nada detuvo la bajada
y con un "arreglo casero" seguimos la marcha.
















Abajo un mallín teñido de rojo
albergaba el refugio.
















Por fin el refugio, justo al final del puente.






La ida y vuelta al glaciar demoró 3 horas.
Muertos de hambre devoramos el almuerzo, descansamos una hora
y nos preparamos para volver a El Bolsón.
4 horitas de caminata nos esperaban.

2 comentarios:

Daniela dijo...

entiendo perfectamente al borcego del Churu... con semejantes paisajes hasta los zapatos quieren hablar!!! QUE LINDO LUGAR!!!!!!
+ besos!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Wondeгful ѕite. A lоt of useful info here.
I аm senԁing іt to sοme friends ans addіtionаlly shаring іn delicious.
And of cοursе, thankѕ for your effoгt!



Also νiѕіt my wеbѕite: buy rap beats instrumentals