Cerro Perito Moreno


Por un trabajo que estoy haciendo conocí la estación de skí de El Bolsón en el Cerro Perito Moreno (casi 2200 msnm).


La historia comienza así ...

Martes 6 de febrero, día elegido para conocer el cerro. Sin embargo, la historia comenzó el lunes anterior a la noche con un poco de "odisea". El centro queda a 25 km del pueblo, yendo hacia el noroeste, por el circuito de Mallín Ahogado (para ese mismo lado hay quer ir cuando uno quiere emprender alguno de los trekkings que hemos estado haciendo).

Este centro de skí está dirigido por la gente del C.A.P. (Club Andino Piltriquitrón) y ahí fui a recabar información y ver cómo llegar.

Resulta que el colectivo te deja a 10 km del lugar y a partir de ahí ... arreglate.

Ya me había hecho a la idea de tomármelo como un paseo y caminar los 10 km y, de paso, hacer ejercicio. Sin embargo, cuando me estaba yendo del C.A.P. apareció el concesionario del refugio. Así que con mi "chapa de periodista" dije que quería hacer una nota y este gentil hombre empezó a mover hilos para conseguir movilidad y quedó todo arreglado.

A la mañana siguiente me levanté bien temprano y tomé el colectivo de las 8:30 am y luego de 50 minutos llegué a la parada final.

Allí estaba Santiago, el refugiero de este cerro y así zafé de caminar los 10 km. Por camino de ripio emprendimos el viaje y antes paramos por lo de "Mirta Soria" a recoger a Elizabeth, la chica que lo reemplazaría por dos días ya que Santiago tenía que bajar al pueblo a hacer trámites y demás.








Vista del refugio (a la izq.) y de la base de la futura aerosilla (der). De fondo se ve la precordillera y la Pampa de Mallín Ahogado (la palabra "mallín" en mapuche, significa "zonas anegadizas").





El ascenso fue por el mismo lugar
donde están los "medios de elevación caseros".






Una muestra de "lo artesanal" de los medios de elevación es éste que está hecho con la parte de un tractor que se había dejado de usar.
"El Hanomag".













La subida sigue y ya he llegado al cuarto medio de elevación. El T-bar.
Todos los medios son de arrastre, es decir, que si no hay nieve en la base no se pueden usar. Y si querés esquiar ... calzás los esquíes al hombro, caminar y ... buscá la nieve a pie.









La ladera sobre la que están las pistas
está recubierta de un bosque de lengas,
como estas dos que figuran en la foto.



El martes había un clima raro y cambiante. Muchas nubes, algo de lluvia y viento. Pero tenía su encanto cómo se veía el paisaje.







Donde termina el T-Bar comienza un pequeño sendero de lengas "achaparradas" (o sea, bajas y más tipo arbusto) ya que la altura empieza a ejercer sus efectos y la vegetación se hace cada vez más pequeña y chata.



















Y seguí subiendo y subiendo. El frío había dejado un manchón de hielo.
El agua nieve y el viento empezaron a golpear mi cara ... sabía que estaba cada vez más cerca ...






El "Plateau" ... luego del sendero de lengas el paisaje cambia abruptamente y aparece una extensa "pampa de altura" de varios kilómetros de extensión. Es muy fácil perderse ya que mires a donde mires todo parece igual. Sin embargo, delante está la cumbre:

Es decir que hay que atravesar el plateau (lo que se ve en la foto con pasto seco) para luego comenzar a subir nuevamente hasta la cumbre. Cuando llegué al plateau había muchas nubes y por miedo a perder visibilidad decidí bajar lo antes posible. En la cumbre hay dos glaciares a los que, con equipo adecuado, se puede llegar.





Con mucho frío bajé lo más rápido que pude a tomar unos mates calientes al refugio:


















Por suerte me encontré con gente que estaba trabajando y me llevaron de vuelta al pueblo en auto (volví a zafar de los 10 km de caminata). Bueno, en realidad, sí caminé un poco (4 km) porque quería ver mejor el lugar, y de pasada me levantaron después.





Y en el camino ... se venía la tormenta:

Pero como me quedé con las ganas de volver y ver el plateau con cielo despejado, volví el viernes 9 de febrero.

Esta vez enganché gente que estaba trabajando en el cerro con una topadora para abrir el camino.















y un "asadete con lo' muchacho"
















Con un poco de fiaca, y mucho esfuerzo, decidí emprender la marcha nuevamente al plateau y "hacer la digestión"








La cumbre despejada














Formaciones rocosas en el plateau








Por las nubes ...

A otro lado del plateau, había un manchón de nieve:



2 comentarios:

Dani dijo...

Primita: otro lugar para visitar cuando vaya por esos pagos!!! así hago mi tradicional "culopatín" en la nieve!!! jajaja!!!...

Como siempre, hermosísimas tus fotos!!!

Che, contame algo del laburo que estás haciendo...

Besotes!!! y hasta la próxima entrada!!!

Anónimo dijo...

Hola Marian, no habia visto el blog en estas 2 semanas, me sigo fascinando con tu empuje y ganas de investigar, ir, subir, viajar.....te admiro!!!!! Please, no pongas letras amarillas q no se lee nada......besos, Elena